Esencial Proyectos | Patrocinio, ¿Cuestión de corazón o cabeza?
Hoy no es día de partido pero como si lo fuera, tengo esa sensación en el estómago cuando hace ya unos cuantos añitos me dirigía hacia el Pavelló Menorca a trabajar en el agónico partido entre el Menorca Bàsquet y el Manresa el cual supuso la primera histórica salvación del equipo menorquín en la ACB. Aprovechando ese recuerdo hoy os hablaremos sobre los patrocinios, concretamente sobre los deportivos. ¿Han de ser una cuestión de corazón o cabeza?. El empresario, el inversor, el colaborador ¿se han de dejar llevar por su pasión por un deporte, equipo o deportista o han de valorar otras cosas para tomar su decisión?. Bajo nuestro punto de vista el sentido común, la objetividad y la estrategia empresarial han de ser los mimbres para tomar dicha decisión ya que vincular los valores de tu marca, empresa o servicio a algún deporte o deportista es una cosa muy seria y que va más allá de que con quien nos vinculamos tenga un puñado alto de followers. Como en esta entrevista de Managingsport.com a Juan Useros (ex-director de marketing del Estudiantes) la explotación de un patrocinio deportivo tiene muchas vertientes: trato con la prensa, relación con el patrocinador, explotación de la imagen de los jugadores, realización de una serie de eventos y actividades, creación de programas como el que creó en su día Club de Negocios, etc. Todas estas acciones se pueden llevar a cabo tanto si el patrocinio o colaboración es a nivel local o a nivel de élite. Es muy importante, sobretodo, a nivel local que esta acción de colaboración no se entienda como un compromiso (entendido como favor personal hacia quien te pide la colaboración, suele ser el presidente, directivo o entrenador de turno) sino como un compromiso (acuerdo a medio o largo plazo entendiendo el compromiso como un estrecho vínculo entre los valores de la empresa colaboradora y los de quien recibe la colaboración). Además hay que tener en cuenta las ventajas fiscales que puede tener la empresa colaboradora. Durante las últimas semanas hemos podido convivir el día a día de Media Base Sports a raíz del acuerdo que como Esencial Proyectos hemos firmado con Sergio Llull para gestionarle sus patrocinios en todo Baleares y nos hemos dado cuenta de la importancia que tiene la vinculación de los valores que transmiten los jugadores de élite con las empresas. En el caso más cercano que tenemos, por trabajar para él y por ser menorquín como nosotros vemos que lo que transmite Sergio Llull (orgullo de ser de Menorca, crecimiento personal y profesional, sacrificio, compañerismo, tesón, gen ganador…) es un valor muy potente para que empresas apuesten seriamente por él ya que esos valores que transmite hacen que no genere antipatías entre los aficionados, sean del equipo que sean y este detalle de cara a una marca puede hacer que muchas puertas se abran y que acabe cayendo en gracia también. En cambio, si los valores de nuestra marca se asociaran a un tipo de deporte que no está de moda o no está bien visto por la sociedad (hay pocos, la verdad) o con deportistas más díscolos o con actuaciones personales algo reprobables (nos abstenemos de dar nombres…) puede hacer que los valores de tu marca se resientan. Es por este motivo que cada vez más las empresas marcan una seria estrategia para valorar con quien unir sus valores como se ha visto recientemente el caso de la tenista Maria Sharapova quien ha visto como su cuenta de resultados ha caído en picado por la retirada de patrocinios por el escándalo de dopaje en el que se ha visto envuelta. Además de nuestro querido Sergio Llull os dejamos algunos ejemplos de clubs y deportistas que nos gustan por como trabajan este tema: Baloncesto Málaga, Baskonia, Atlético de Madrid, MálagaCF, Andrés Iniesta, Rafa Nadal. ¡Sobretodo, que vuestro corazón no sufra por los colores de vuestro equipo!. Gaby.
esencialproyectos, menorca, mahón, patrocinios, sergiollull, llull, realmadrid, realmadridbasquet
22112
single,single-post,postid-22112,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.6,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Patrocinio, ¿Cuestión de corazón o cabeza?

Hoy no es día de partido pero como si lo fuera, tengo esa sensación en el estómago cuando hace ya unos cuantos añitos me dirigía hacia el Pavelló Menorca a trabajar en el agónico partido entre el Menorca Bàsquet y el Manresa el cual supuso la primera histórica salvación del equipo menorquín en la ACB.

esencialproyectos-patrocinios-sergiollull-2

Aprovechando ese recuerdo hoy os hablaremos sobre los patrocinios, concretamente sobre los deportivos. ¿Han de ser una cuestión de corazón o cabeza?. El empresario, el inversor, el colaborador ¿se han de dejar llevar por su pasión por un deporte, equipo o deportista o han de valorar otras cosas para tomar su decisión?. Bajo nuestro punto de vista el sentido común, la objetividad y la estrategia empresarial han de ser los mimbres para tomar dicha decisión ya que vincular los valores de tu marca, empresa o servicio a algún deporte o deportista es una cosa muy seria y que va más allá de que con quien nos vinculamos tenga un puñado alto de followers.

Como en esta entrevista de Managingsport.com a Juan Useros (ex-director de marketing del Estudiantes) la explotación de un patrocinio deportivo tiene muchas vertientes: trato con la prensa, relación con el patrocinador, explotación de la imagen de los jugadores, realización de una serie de eventos y actividades, creación de programas como el que creó en su día Club de Negocios, etc.

esencialproyectos-patrocinios-cdalcazar-3

Todas estas acciones se pueden llevar a cabo tanto si el patrocinio o colaboración es a nivel local o a nivel de élite. Es muy importante, sobretodo, a nivel local que esta acción de colaboración no se entienda como un compromiso (entendido como favor personal hacia quien te pide la colaboración, suele ser el presidente, directivo o entrenador de turno) sino como un compromiso (acuerdo a medio o largo plazo entendiendo el compromiso como un estrecho vínculo entre los valores de la empresa colaboradora y los de quien recibe la colaboración). Además hay que tener en cuenta las ventajas fiscales que puede tener la empresa colaboradora.

esencialproyectos-patrocinios-malbuger-centro-deportivo-1

Durante las últimas semanas hemos podido convivir el día a día de Media Base Sports a raíz del acuerdo que como Esencial Proyectos hemos firmado con Sergio Llull para gestionarle sus patrocinios en todo Baleares y nos hemos dado cuenta de la importancia que tiene la vinculación de los valores que transmiten los jugadores de élite con las empresas. En el caso más cercano que tenemos, por trabajar para él y por ser menorquín como nosotros vemos que lo que transmite Sergio Llull (orgullo de ser de Menorca, crecimiento personal y profesional, sacrificio, compañerismo, tesón, gen ganador…) es un valor muy potente para que empresas apuesten seriamente por él ya que esos valores que transmite hacen que no genere antipatías entre los aficionados, sean del equipo que sean y este detalle de cara a una marca puede hacer que muchas puertas se abran y que acabe cayendo en gracia también.

esencial-proyectos-patrocinios-sergio-llull-1

En cambio, si los valores de nuestra marca se asociaran a un tipo de deporte que no está de moda o no está bien visto por la sociedad (hay pocos, la verdad) o con deportistas más díscolos o con actuaciones personales algo reprobables (nos abstenemos de dar nombres…) puede hacer que los valores de tu marca se resientan. Es por este motivo que cada vez más las empresas marcan una seria estrategia para valorar con quien unir sus valores como se ha visto recientemente el caso de la tenista Maria Sharapova quien ha visto como su cuenta de resultados ha caído en picado por la retirada de patrocinios por el escándalo de dopaje en el que se ha visto envuelta.

esencial-proyectos-patrocinios-faust-2

Además de nuestro querido Sergio Llull os dejamos algunos ejemplos de clubs y deportistas que nos gustan por como trabajan este tema: Baloncesto Málaga, Baskonia, Atlético de MadridMálagaCF,  Andrés Iniesta, Rafa Nadal.

¡Sobretodo, que vuestro corazón no sufra por los colores de vuestro equipo!.

Gaby.